fbpx
Boletín Petrolero BOLETÍN PETROLERO 21 de abril 2021

BOLETÍN PETROLERO
21 de abril 2021

PRECIO

Los precios del petróleo continúan la tendencia al alza, lo que refleja la estabilización sostenida del mercado tras los masivos recortes de producción de la OPEP+, el drenaje de inventarios y la gradual recuperación de la demanda mundial de petróleo.

A un año del colapso del precio del petróleo, cuando el WTI se cotizó a valores negativos de -35 dólares el barril, ambos marcadores, Brent y WTI, han recuperado, respectivamente, un 241% y 520% de su valor.

Al 21 de abril los marcadores Brent y WTI cerraron la jornada a la baja, cotizando en 66 y 62,02 dólares el barril respectivamente, sin embargo, presentan una recuperación del 6,2 % y 5,7% respectivamente en relación a sus cotizaciones al 05 abril de 2021 y de 69,4% y 68,5% respectivamente en relación a sus cotizaciones del inicio del mes de noviembre de 2020.

PRECIOS BRENT / WTI
(noviembre 2020 – cierre 21 abril 2021)

Fuente: Elaboración propia con datos Bloomberg.

De acuerdo al Reporte Mensual de Mercado (MOMR)[1] de la OPEP de abril de 2021, la demanda mundial de petróleo se recuperará en 6 millones de barriles día para ubicarse en un promedio de 96,5 millones de barriles día.

PRODUCCIÓN

En base a estas estimaciones, el pasado 1 de abril en la 15va Reunión de Ministros de la OPEP+[2] se decidió continuar con la política de flexibilización de los recortes iniciada en agosto de 2020, aumentando la oferta de petróleo en 1,291 millones de barriles día (MMBD) de manera progresiva, para el primero de mayo, la producción del grupo se incrementa en 500 mil barriles día (MBD), en junio 350 MBD adicionales y en julio, 441 MBD adicionales.

Arabia Saudita anunció que pondría fin a su recorte unilateral y adicional de 1 MMBD de petróleo[3] que estuvo en vigencia entre los meses de febrero y abril.

Ambas decisiones aumentarán la oferta mundial de petróleo en 1,291 MMBD para el mes de julio, ubicándola alrededor de los 81,3 MMBD de petróleo.

Producción Mundial

De acuerdo al Reporte Mensual del Mercado de la OPEP, la producción mundial de petróleo en marzo fue de 80,09 millones de barriles día (MMBD), 360 mil barriles día más que el mes de febrero.

Del total de la producción mundial de petróleo el 47,65%, 38,16 millones de barriles diarios, corresponden a la producción de los países de la OPEP+.

Producción OPEP

En marzo la OPEP registró una producción de 25,042 MMBD, la producción aumentó 201 mil barriles día, debido a un nuevo aumento mensual en la producción de Irán, esta vez de 137 mil barriles día de petróleo.

La producción de las monarquías del Golfo (Arabia Saudita, EAU y Kuwait) sumada a la de Irak, fue de 16,941 MMBD, equivalente al 67,65% de la producción del grupo, el 44,39% de la OPEP+ y el 21,15% de la oferta mundial de crudo.

Los países africanos (sin contar Libia), Angola, Argelia, Congo, Gabón, Guinea Ecuatorial y Nigeria, presentaron en marzo una producción de 4,077 MMBD, representando el 16,28% de la OPEP, el 10,68% de la OPEP+ y el 5% de la producción mundial de petróleo.

Irán, Libia y Venezuela, países que no participan de los recortes de producción, presentaron una producción de 4,025 MMBD en marzo de 2021, de los cuales 2,304 MMBD (57,24%) corresponde a Irán, equivalente al 9,2% de la producción de la OPEP y el 2,88% de la oferta mundial de petróleo. Libia produjo 1,196 MMBD (29,71% OPEP y 1,5 % mundial) y Venezuela 525 mil barriles día de petróleo (2,1% OPEP y el 0,65% mundial).

RÁNKING DE PRODUCCIÓN PAÍSES OPEP
(marzo 2021)

Fuente: Elaboración propia con datos del MOMR de la OPEP del 13 de abril 2021.

Guyana amplía sus operaciones petroleras.

Las transnacionales que operan en Guyana siguen avanzando en las actividades de exploración, producción y exportaciones de crudo, operando en aguas territoriales del Esequibo en litigio con Venezuela, en los bloques Stabroek, Canje, Kaieteur, Demerara y Orinduik.

Igualmente, Guyana ofreció licencias offshore para operar en aguas venezolanas de su fachada Atlántica, en los bloques Roraima y Pomeroon, así como la mitad occidental del bloque Stabroek y la mayor parte del bloque Kaieteur.

El pasado 24 de marzo, la operadora estadounidense Hess Corporation –quien tiene el 30% de participación del bloque Stabroek, junto a la ExxonMobily la China CNOOC– envió a India el quinto cargamento de crudo guyanés, con 997.420 mil barriles de crudo, convirtiéndose en la primera exportación de crudo guyanés en 2021[4].

A principios de abril, se despachó el sexto cargamento de crudo –el segundo en 2021– con un volumen cercano a 1 MMBD, según informó el ministro de Recursos Naturales de Guyana, Vickram Bharrat[5].

BLOQUES DE PRODUCCIÓN PETROLERA EN AGUAS DEL ESEQUIBO Y DE LA FACHADA ATLÁNTICA DE VENEZUELA

Fuente: Edición propia con imagen de Abraham Gómez R.

La perforación del segundo pozo en el bloque Canje comenzó el pasado 14 de marzo en el campo Jabillo-1. Las perforaciones estimadas en Guyana para 2021 pueden llegar a 16, según la planificación de las operadoras petroleras de los bloques, informó la investigadora noruega Rystad Energy[6].

Las reservas estimadas por Westmount Energy, sólo en el campo Jabillo-1, es de 1.000 millones de barriles de petróleo. Mientras que las reservas de petróleo estimadas por ExxonMobil en el bloque Stabroek son de 9 mil millones de barriles.

ECONOMÍA

Durante el primer trimestre de 2021 la economía mundial continúa su recuperación, apoyada por los masivos estímulos monetarios y fiscales aplicados en las mayores economías desarrolladas.

Para el segundo semestre del año se prevé una recuperación de la economía y la demanda mundial de petróleo, liderada por Estados Unidos y China, basado en la esperanza de que las vacunaciones masivas hayan avanzado lo suficiente.

La propagación del virus, de manera más agresiva de lo esperado en Europa, la India y América Latina, las nuevas variantes del virus, así como el aumento de las tensiones geopolíticas y sanciones contra Rusia e Irán, la tensión en el Mar de China y la disputa comercial entre EE.UU. y China constituyen elementos de incertidumbre que también atentan contra la normalización de la actividad económica mundial.

Aun bajo estas premisas, organismos internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la OPEP esperan un crecimiento de la economía mundial en 2021 en torno al 6 por ciento[7].

DEMANDA

De acuerdo al MOMR de abril de 2021, la OPEP estima que el crecimiento de la demanda mundial de petróleo durante este año aumente en unos 6,0 MBD en términos interanuales, para ubicarse en 96,5 millones de barriles día de petróleo.

De acuerdo a la Organización el mayor aumento de la demanda se espera a partir de la segunda mitad del año. La estimación para el cierre de 2021 es que la demanda mundial de petróleo alcance los 96,5 MBD.

La Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) y la Administración de Información de Energía (EIA por sus siglas en inglés), coinciden con la OPEP en estimar un aumento de la demanda para 2021, con un repunte en la segunda mitad del año.

DEMANDA MUNDIAL DE PETRÓLEO
(2020 – 2021)

Fuente: IEA, EIA, OPEP

La IEA estima un aumento de la demanda en 5,5 MBD respecto al 2020[8], para cerrar 2021 en 96,5 MBD de petróleo, estimando igualmente un incremento en la segunda mitad del año. Mientras que la EIA estima un incremento interanual de la demanda en 5,5 MBD, para promediar un consumo de 97,7 MBD de petróleo para el 2021.

VENEZUELA

En el reporte de la OPEP correspondiente al mes de abril, la organización indica que la producción de petróleo en Venezuela, de acuerdo a las fuentes secundarias, es de 525 mil barriles día de petróleo.

A pesar de las reiteradas promesas del gobierno de recuperar la producción de petróleo, al menos hasta 1,5 millones de barriles día (el 50% de la producción del 2013) para este año, la realidad es que la producción petrolera de Venezuela se encuentra estancada.

PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO DE LOS PAÍSES OPEP
(Marzo 2021)

La producción petrolera del país promedia el primer trimestre del año 513 MBD,  manteniendo los mismos niveles del año 2020, pero presentando una caída de 283 MBD en relación a la producción de 796 MBD del 2019 y de 2,490 millones de barriles día respecto a su producción de 3,015 millones de barriles dia de petróleo del año 2013.

FUENTE: OPEP, MOMR. Elaboración propia

A partir del año 2014 la producción petrolera en Venezuela ha experimentado un colapso sin precedentes a nivel mundial, perdiendo el 82,6% de su producción petrolera en 7 años, retrocediendo a los niveles de producción del país de hace 90 años, en los inicios de los años ‘30.

Producción en las distintas áreas operativas del país.

La actividad petrolera en el país, se concentra en 5 áreas operativas con distintos grados de antigüedad, complejidad y características de sus yacimientos y operaciones muy específicas, a saber: Occidente, Oriente, Faja Petrolífera, PDVSA Gas y Costa Afuera.

El derrumbe de la actividad petrolera y de PDVSA se ha producido en todas sus áreas operativas, tanto de producción de petróleo, como los Complejos de Mejoradores, Refinerías y Criogenicos, lo que indica que, más allá de cualquier complejidad operativa o situación específica de un área o negocio en particular, el desplome de las actividades es producto de un conjunto de decisiones y políticas gubernamentales orientadas a desmantelar y debilitar a la empresa para dar paso a un proceso privatizador en ciernes, por lo que el colapso de PDVSA no se trata de un problema técnico, sino de un problema político.

El desplome de PDVSA es total y abarca el funcionamiento de todos los procesos y áreas de la industria, tras las sucesivas intervenciones del gobierno quien, respondiendo a intereses políticos y grupales, inició la persecución y encarcelamiento de sus directivos, gerentes y trabajadores,  nombrando 7 Juntas Directivas -conformada por personas sin conocimiento de las operaciones y el manejo de la industria- para controlar e intervenir, directamente, el presupuesto y desembolsos de PDVSA, desviando los recursos operacionales, de mantenimiento e inversión –indispensables en el funcionamiento de la empresa– para otras prioridades del gobierno, lo cual se tradujo en una interrupción de los procesos de procura y contrataciones operacionales, con la consecuente paralización progresiva de las operaciones hasta sus niveles mínimos.

La militarización de PDVSA, a partir del 2017, abrió las puertas a un proceso de privatización y entrega de las operaciones petroleras, a través del Decreto 3.368[9], con la suscripción de los ilegales “Contratos de Servicios Petroleros” en 2018, donde se revirtió el control operacional de PDVSA y se entregaron a operadores privados las mejores áreas petroleras del país, así como se cedió el control y participación de PDVSA a empresas transnacionales en las áreas más prolíficas e importantes de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Por otra parte, hacia lo interno, se inició una política de desmantelamiento de las capacidades propias de la empresa, dejándolas perder o entregandolas a operadores y empresas privadas, como ha sido el caso de la flota de buques, lanchas, taladros, actividades de servicios petroleros, entre otras, así como se han cedido las actividades de venta y comercialización de crudo.

La militarización y el Memorándum 2792 firmado por el ministro del Trabajo [10]  –que desconoce las conquistas laborales y reivindicativas de los trabajadores–, trajo consigo el desarrollo de una política anti obrera y de persecución permanente de que provocó la salida de más de 30 mil ingenieros, técnicos y trabajadores especializados, así como la pérdida de importantes conquistas y beneficios, seguros médicos, Fondo de ahorros y pensiones, así como otros beneficios  de los trabajadores petroleros, tanto activos como jubilados, los cuales laboran en condiciones precarias y han sufrido un profundo proceso de empobrecimiento generalizado. 

El colapso de la empresa y de sus capacidades productivas se refleja claramente en los resultados operacionales de las distintas áreas productoras de petróleo del país.

PRODUCCIÓN PETROLERA POR ÁREA OPERATIVA
2013 vs abril 2021

Fuente: PDVSA. Elaboración propia

En Occidente, el area mas compleja y de mayor antigüedad del país, la producción de petróleo se ubicaba en 776 MBD en 2013, mientras que al mes de abril de 2021 se producen solo 70 MBD, una caída de 106 MBD de petróleo, una pérdida del 86,3% de la producción petrolera del área. En esta área, los campos más prolíficos están operados por los privados, a los cuales se les entregó la operación y control de las empresas mixtas, ampliando sus áreas.

En Oriente,  la producción de petróleo y LGN se ubicaba en 941 MBD al 2013, mientras que en abril de 2021 se ubica en 160 MBD, una caída de 781 MBD de petróleo, una pérdida del 82,9% de la producción petrolera del área. En esta área se entregaron en 2018 los mejores campos y yacimientos a los privados a través de la figura de “Contratos de Servicios” petroleros, sin que los mismos hayan tenido el desempeño que esperaba el gobierno.

Las áreas tradicionales, tanto oriente como occidente, han estado expuestas a permanentes fallas, derrames y accidentes que impactan al ambiente y afectan su desempeño operacional, restándole confiabilidad.

A finales de marzo se produjo la explosión de un gasoducto que suministra gas a la planta de reinyección Pigap II, ubicada en el estado Monagas, provocando la suspensión de actividades en los pozos asociados con la referida instalación, accidente que fue adjudicado por las autoridades gubernamentales a otro “ataque terrorista”, sin dar mayores explicaciones ni pruebas, en lo que se ha convertido en el argumento usual de las autoridades ante los recurrentes accidentes y eventos operacionales que afectan a PDVSA y sus instalaciones.

Faja Petrolífera del Orinoco, el área donde se concentran más de 217 Mil millones de barriles de reservas probadas de petróleo crudo –certificadas por la empresa canadiense Ryder Scott– donde se ubican los nuevos desarrollos y la expansión de la actividad petrolera del país, la producción petrolera se ubicaba en 1,274 millones de barriles dia de petróleo en 2013, mientras que en abril del 2021 se ubica en solo 226 MBD, una pérdida del 82,2% de la producción petrolera del área.

En esta gran provincia petrolera, nacionalizada por el gobierno del presidente Chávez en febrero de 2007[11], la producción petrolera bajo el control operacional de PDVSA, tanto en las áreas de esfuerzo propio, como en las empresas mixtas, se mantuvo en constante crecimiento pasando de 698 MBD en el 2007 a 1,274 millones de barriles día en 2013, un aumento de 576 MBD en el periodo de 6 años, un incremento del 82,5%. Una región plena de recursos petroleros que constituye la expansión de nuestra producción petrolera hacia el futuro y la base material y económica para el desarrollo del gran proyecto Orinoco, tal como estaba concebido en el Plan de la Patria 2013-2019[12].

Para la versión completa del Boletín Petrolero, puede suscribirse, accediendo al sitio web www.rafaelramirez.net

Referencias Bibliográficas

PODCASTS - Lo más reciente

VIDEOS - Lo más reciente

La Entrega del Esequibo