Boletín Petrolero Semanal
18 al 22 de mayo de 2020

PRECIOS

Esta tercera semana del mes de mayo se consolida una tendencia a la recuperación de los precios del petróleo, luego de la caída estrepitosa de los meses de marzo y abril. El miércoles 20 de mayo el Brent se cotizó en 36 dólares barril, el precio más alto desde marzo. Mientras que el WTI, marcó 34,63 dólares el barril el pasado jueves 21 de mayo, el valor más alto del mes. La Agencia Internacional de Energía (AIE) reporta un aumento en los precios a futuro para la referencia de Estados Unidos de 8 dólares barril, en relación a la semana anterior. Ambos marcadores Brent y WTI, han recuperado 47% y 67% , respectivamente, de su valor al inicio de la crisis de los precios al mes de marzo.

CAÍDA Y RECUPERACIÓN DEL BRENT

FUENTE: ICE BRENT

CAÍDA Y RECUPERACIÓN DEL WTI

FUENTE: NYMEX

Al cierre de los mercados de Europa del día de hoy, viernes 22 de mayo, las referencias del Brent y WTI se cotizan en 34,91 y 32,95 dólares el barril, lo que representa un aumento de 2,57% y 4,85% respectivamente, en relación con el precio del lunes pasado, y 6,50% y 11,6% en comparación a las cotizaciones del 30 de abril cuando se iniciaban las expectativas de recortes petroleros del 1 de mayo. 

El mercado reacciona de manera optimista ante la aplicación de los recortes de producción de 9,7 millones de barriles de petróleo al día por parte de los países OPEP+, que entraron en vigencia a partir del primero de mayo. Igualmente han reaccionado positivamente al alto grado de compromiso con el cumplimiento de los recortes tanto de parte de Arabia Saudita como de Rusia. Este compromiso fue ratificado por los ministros de petróleo de ambos países y confirmado con un estricto acatamiento a los grandes recortes de producción acordados por cada país. 

Igualmente, el mercado percibe como un claro paso hacia la reducción de la sobreoferta, el anuncio hecho por las monarquías del Golfo Pérsico: Arabia Saudita, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos, de hacer un recorte adicional a lo acordado en el marco de la OPEP+ de 1 millón, 100 mil y 80 mil barriles de petróleo al día respectivamente, con entrada en vigencia a partir del primero de julio.

El aspecto más importante a resaltar es el compromiso político de los países miembros de la OPEP+ en cumplir con los acuerdos de recortes, sumado a los anuncios de las monarquías del Golfo Pérsico. No hay duda ahora que ya no existe más la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita, así como del compromiso de los países líderes en la OPEP de eliminar la sobreproducción y estabilizar el mercado. Esto es lo que se refleja en la recuperación del precio. 

PRODUCCIÓN

El cumplimienmto de los recortes acordados por parte de los 23 países de la OPEP+ y el esfuerzo adicional de Arabia Saudita, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos y su impacto en el mercado será revisados por la OPEP en una reunión extraordinaria pautada para el 10 de junio próximo. Según ha declarado el Secretario General de la Organización, Mohammed Barkindo, la adhesión de los países miembros a los compromisos de recorte de producción, de los cuales están exentos, Irán, Libia y Venezuela, ha sido satisfactorio.

A estos recortes se suman el anuncio de Noruega de un recorte de su país en 300 mil barriles de petróleo al día a partir del 01 de junio, así como la caída de producción de EEUU y Canadá.

Colapso de la producción en norteamérica

La caída de los productores norteamericanos, ha sido más pronunciada y rápida que lo esperado por algunos analistas. 

Algunos analistas prevén una caída en la producción de petróleo canadiense del orden de 1 millón de barriles dia de petróleo. El 8 de mayo pasado, de acuerdo a la IHS Markit, las compañías Canadian Natural Resources, Suncor Energy y Husky Energy, anunciaron una reducción de 700.000 barriles de petróleo al día de su producción de crudos pesados, provenientes de las arenas Bituminosas de Athabasca.

Mientras, la caída de la producción de petróleo en los EEUU ha sido estimada por el Departamento de Energía norteamericano (DOE) en 2 millones de barriles dia para finales del año 2020. 

La Administración de Información de Energía de los Estados Unidos,  EIA por sus siglas en inglés, ya ha reportado en sus distintos informes la caída de la producción de petróleo en 92 millones de barriles de petróleo al día, en el primer trimestre del año y ha estimado una caída al final de este año de 94 millones de barriles de petróleo al día, debido fundamentalmente a los bajos precios del WTI en relación a los altos costos, sobre todo de las áreas tradicionales y campos maduros, de su producción nacional. 

Un índice que es una información pública y que guarda una relación directa con la caída de la actividad de producción de petróleo en los EEUU, es la cantidad de taladros activos. Esta semana el Drilling Productivity Report de la AIE, basada en la información reportada por la Baker Hughes, indica que la caída del número de taladros activos en los EEUU ha sido de 56% (433 taladros) desde el 17 de marzo.  

CAÍDA DE LA ACTIVIDAD DE TALADROS EN LOS EEUU

FUENTE: ADMINISTRACIÓN DE INFORMACIÓN DE ENERGÍA, BASADA EN INFORMACIÓN DE LA BAKER HUGHES

La cantidad de taladros activos en los EEUU ha caído en 433 taladros entre el 17 de marzo y 12 de mayo, de 772 taladros a 339 taladros, afectado fundamentalmente a las tres regiones principales de producción de petróleo: Pérmica, Eagle Ford y Bakken, golpeando la producción de petróleo de esquistos o Shale Oil.  Específicamente en las regiones de Pérmica, en donde normalmente operan 405 plataformas y actualmente solo están activas 175; la región Eagle Ford con una reducción de 64% en el sur de Texas y la región Bakken con una disminución de 67% en Montana y Dakota del Norte.

CAÍDA DE LA ACTIVIDAD DE TALADROS POR REGIONES PETROLERAS EN LOS EEUU

FUENTE: ADMINISTRACIÓN DE INFORMACIÓN DE ENERGÍA, USA. BASADA EN INFORMACIÓN DE LA BAKER HUGHES.

La caída de actividad de taladros sigue afectando la producción de “Shale Oil” de Estados Unidos la cual disminuirá en 197 mil barriles día para el mes de junio en relación al mes anterior, al mínimo de los dos últimos años, ubicándose en la mayor zona de reducción de producción de crudo y gas. La Rystad Energy estima que en el mes de mayo ocurra la mayor caída de producción de “Shale Oil” en los EEUU y que su recuperación sería para el próximo trimestre, en nota informativa de World Energy Trade explican que las empresas de este sector tomarán medidas de “Frac Holidays” para desactivar a los equipos de fracking, medida que se tomará para el segundo trimestre de 2020. 

La producción del “Shale Oil” está muy sensible al precio del petróleo por sus altos costos de producción y por el hecho de que es una actividad que se basa en el uso de fondos de cobertura, lo cual la hace depender de la capacidad de manejo de la deuda financiera contraída por los productores, un tema que encara la administración norteamericana, es por ello que la Reserva Federal de Estados Unidos implementó el Main Street Lending Program, para abordar el desplome de las pequeñas y medianas empresas petroleras de este país. 

El número de taladros activos en lo EEUU ha seguido históricamente los cambios en los precios del WTI con un retraso de unos cuatro meses. Sin embargo, la actual caída en el número de taladros activos siguió a la reciente disminución del precio del petróleo mucho más rápidamente que en el pasado, según se puede apreciar en la siguiente gráfica, de la EIA. El precio spot del West Texas Intermediate comenzó en marzo de 2020 a 46,78 dólares por barril y terminó el mes a 20,51 dólares por barril; la mayor parte de la disminución ocurrió en la primera mitad del mes. 

CORRELACIÓN ENTRE EL WTI Y LA ACTIVIDAD DE TALADROS EN LOS EEUU

FUENTE: ADMINISTRACIÓN DE INFORMACIÓN DE ENERGÍA (USA) BASADA EN Refinitiv

Es así que la producción de los EEUU ha sido una de las más afectadas por la crisis del percio. A diferencia de Arabia Saudita, Rusia y otros productores, la producción norteamericana es más costosa, requiere precios por lo menos de 34 dólares el barril y el cierre de pozos o de las actividades de taladros tiene mayores afectaciones sobre los yacimientos maduros, como las áreas tradicionales, o de formaciones geológicas más complejas como el “Shale Oil” o petróleo de Esquistos. 

DESPLOME DE LA PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO EN EEUU

FUENTE: ADMINISTRACIÓN DE INFORMACIÓN ENERGIA (USA)

La recuperación de estos volúmenes de producción de petróleo que el Secretario de Energía norteamericano, Dan Brouillette, estima en dos millones de barriles día para este año 2020, y la posición estratégica de los EEUU como primer país productor de petróleo del mundo, o al menos, con independencia energética,  dependerá fundamentalmente del ambiente económico y financiero del sector, pero en igual o mayor medida, de las complejidades técnicas de los yacimientos centenarios y de las arenas de Esquistos de los EEUU.  

DEMANDA  

La demanda de petróleo a nivel internacional sigue afectada en niveles históricos por el impacto que la pandemia del Covid-19 ha tenido sobre la economía, la cual ha entrado en recesión, afectando en mayor medida a las grandes economías industrializadas, con la Zona Euro con una caída del 6%, UK con 8,5%, los EEUU con 5,2% y China, con una caída de 6,8% en el primer trimestre del año, así como las medidas de restricción de tráfico aéreo y movilidad por las medidas de confinamiento y cierre de fronteras tomadas en casi todo el mundo. 

Es por ello que tanto la OPEP, como la Agencia Internacional de la Energía y la Administración de Información de Energía de los EEUU, han coincidido en señalar que en el año 2020, la caída de la demanda estará ubicada en un 10%, para ubicarla en un rango entre 90-92 millones de barriles día, una caída de 10 millones de barriles día de consumo, una caída histórica.

COLAPSO DE LA DEMANDA MUNDIAL DE PETRÓLEO 2020

FUENTE: AGENCIA INTERNACIONAL DE ENERGÍA

La Agencia Internacional de Energía (AIE) ha reducido aún más sus previsiones sobre la demanda, en el Short-Term Energy Outlook (STEO) de mayo, basada en las proyecciones macroeconómicas de Oxford Economics y de IHS Markit, pronostica que la demanda mundial será de 92,6 millones de barriles día en 2020, una reducción de 8 millones de barriles día. 

Los tres grandes

Los tres grandes consumidores e importadores de petróleo a nivel mundial: EEUU, China y la India, países que concentran el 40% de la demanda de petróleo del mundo, siguen afectados por medidas de confinamiento, recesión económica o incertidumbres respecto a la recuperación y resultados económicos para este año 2020. 

LOS TRES GRANDES CONSUMIDORES DE PETRÓLEO DEL MUNDO

FUENTE: ESTADÍSTICAS DE LA BRITISH PETROLEUM.

La economía norteamericana sigue impactada por el creciente número de infectados y fallecidos por el Covid-19, al viernes 22 de mayo, el país presentaba, con 1.601.534 infectados y 96.007 fallecidos. El desempleo sigue marcando niveles récords, el último reporte del Departamento del Trabajo norteamericano indicó que esta semana hubo un incremento de solicitudes de ayuda por desempleo de 2,4 millones, con lo que se estima que el desempleo del país ha alcanzado la cifra de 36 millones desde el mes de febrero, un incremento de 14,7%. 

Se estima que la economía norteamericana tendrá una caída entre el 20-30% para el segundo trimestre, de acuerdo a un asesor económico de Donald Trump, con una disminución de la demanda de petróleo de 23,1 millones de barriles diarios durante el segundo trimestre de 2020. El viernes 22, el presidente de la Reserva Federal norteamericana, Jerome Powell, estimó que la economía norteamericana se recuperará para el final del 2021, “asumiendo que no haya una segunda ola del coronavirus, pienso que se verá una recuperación de la economía para la segunda mitad de este año…la gente debe tener total confianza, y debe esperar por la llegada de una vacuna (el Covid-19) 

CAÍDA DE LA DEMANDA DE PETRÓLEO EN LOS EEUU

Fuente: Agencia Internacional de Energía (AIE)

La India, con un consumo de 4,4 millones de barriles día de petróleo, que mostró una dramática caída del 53% de su demanda para el mes de abril con 1,8 millones de barriles día, sigue afectada por las medidas de confinamiento y la recesión de la economía, con un crecimiento económico estimado para este año de solo 1,2%. 

CAÍDA DE LA DEMANDA DE PETRÓLEO EN LA INDIA

FUENTE: PETROLEUM PLANNING AND ANALYSIS CELL

Por otra parte, aunque China parece haber superado con éxito la propagación del Covid-19, su economía inicia una recuperación marcada por la incertidumbre. Este viernes 22 de mayo, en su mensaje anual ante el Congreso Nacional del Pueblo, el primer ministro chino, Li Keqiang, indicó que el gobierno no podía establecer una meta de crecimiento de la economía para este año, dadas las incertidumbres existentes, por lo que centrarán sus objetivos en el empleo y las políticas de estímulos.

CAÍDA DE LA ECONOMÍA CHINA

FUENTE: BLOOMBERG

Algunas agencias han predicho que luego de una caída del 6,9% de la economía china en el primer trimestre de este año, la economía crecerá 1,8%, mientras que el consumo de petróleo en China, estimado en unos 13 millones de barriles al día, que sufrió una caída del 20% durante el mes de mayo, la China National Petroleum Corporation, CNPC, estima que la demanda de petróleo en el país, luego de una creciente recuperación por el levantamiento de las restricciones a la movilidad y el confinamiento por el Covid-19, caerá 5% este año.

DEMANDA ESTIMADA DE PETRÓLEO EN CHINA

FUENTE: BLOOMBERG

Las expectativas de recuperación de la demanda de petróleo son previstas para el segundo trimestre de 2020, según los análisis de esta semana de la Administración de Información de Energía (AIE), en vista de la reactivación gradual de las economías, así como la reactivación del transporte aéreo a nivel mundial, además de los recortes en la producción petrolera que permitirán la recuperación de los precios, que actualmente se encuentran en el punto más bajo de los últimos 20 años. 

La recuperación de la demanda mundial de crudo será lenta y con muchas incertidumbres, considerando que aún los contagios por Coronavirus se extienden ahora en América Latina y África, así como la posibilidad de una “segunda ola” sigue generando alarmas en los grandes países que ya han sido golpeados por el Covid-19 o que están saliendo del “pico” de afectación. Por ello, aún cuando se eliminan algunas restricciones, los antecedentes como el de China hacen pensar que la normalización será lenta, mientras se esperan nuevos periodos de cuarentena.

Por otra parte, la afectación a la economía global, con una caída del 3,4%, además del lento arranque de las grandes economías industrializadas, de la actividad de manufactura, la movilidad, viajes e intercambio, la interrupción de las cadenas de suministro, el comercio y la quiebra de grandes corporaciones y, sobre todo, de pequeñas y medianas empresas, hacen prever una recuperación lenta durante todo este año y el año 2021.

BALANCE ENTRE LA OFERTA Y LA DEMANDA

Los recortes de la oferta de petróleo, tanto por el acuerdo de implementado por la OPEP+, y los demás recortes voluntarios e involuntarios, comienzan a restablecer el balance con la demanda de petróleo.

RECORTES PETRÓLEO vs CAÍDA DE DEMANDA

FUENTE: Bloomberg, Agencia Internacional de Energía, OPEP

La Agencia Internacional de Energía (AIE) prevé que, a partir del primero de mayo, con la entrada en vigencia del recorte de producción acordado por la OPEP+,  la producción de estos países caerá a 24 millones de barriles diarios en junio y a partir de julio, un incremento hasta 28,5 millones de barriles diarios durante el segundo semestre de 2021.

VARIACIÓN DE LA PRODUCCIÓN GLOBAL DE PETRÓLEO (2015-2021)

FUENTE: ADMINISTRACIÓN DE INFORMACIÓN DE ENERGÍA (USA)

Por otra parte, Rystad Energy, considera que mayo sería un mes importante para el mercado, con un ajuste en el balance entre la oferta y la demanda de crudo, que a diferencia de la Agencia Internacional de Energía, en abril reportaban una producción en 26 millones de barriles día, y estiman que para mayo se reducirá a la mitad con 13 millones de barriles día, lo cual permitirá el desahogo progresivo del almacenamiento que se irá ajustando en la medida en que aumente la demanda de manera progresiva y surta efecto la reducción de la producción petrolera a partir del primero de mayo. 

Esta agencia estima que a mayo la oferta de crudo será de 92,8 y en junio de 91 millones de barriles día, lo que sería 6 y 8 millones de barriles menos a la oferta de abril. Por otra parte, estima que la demanda, luego de llegar al punto más bajo con 71,8 millones de barriles día en abril, aumentará a 79,2 millones de barriles día en mayo y a 85,1 millones de barriles día en junio, sin embargo, remarca que el almacenamiento seguirá siendo una limitación importante para la recuperación de precios.

ALMACENAMIENTO

Como hemos dicho en boletines anteriores , el incremento de los inventarios de crudo, tanto en los almacenamientos comerciales, como en las reservas estratégicas, será un elemento que actuará a favor de mantener los precios del petróleo hacia la baja. Todo el primer y segundo trimestre del año, son énfasis entre marzo y abril, el mercado estuvo inundado de petróleo barato, que fue directo a los almacenamientos, incluso provocando una severa restricción en sus capacidades provocando alteraciones del precio, como sucedió el pasado 20 de abril cuando el WTI alcanzó valores negativos al coparse, cerca de un 81%, la capacidad operativa del almacenamiento del Cushing Oklahoma, lo que provocó que los traders se desprendieran de los contratos de petróleo a un día de su fecha de vencimiento. No había donde almacenar petróleo, había que pagar para que alguien tomara volúmenes de petróleo barato que no tenían demanda.

En la medida que se reduzca la oferta de petróleo, como está sucediendo a partir del primero de mayo, y en la medida que se vaya restableciendo la demanda de petróleo, como está sucediendo levemente en China y como se espera suceda hacia la segunda mitad de este año, comenzará el proceso de “drenaje” del petróleo en inventarios o almacenamientos.

Los niveles de inventarios en los almacenamiento comerciales de los países de la OECD, les han dado 23 días de cobertura por encima del promedio de los últimos cinco años, lo mismo sucede en el almacenamiento comercial de los EEUU, donde se reportan 15 días de cobertura por encima del promedio de los últimos cinco años. De los niveles de inventarios comerciales en China e India, así como otros países, no existe mucha más información, pero se estima, o se han recibido indicios, de que estaban a niveles máximos. Uno de los mayores indicios de este fenómeno, ha sido el incremento de almacenamiento flotante, es decir, la utilización de buques petroleros como almacenamiento, lo cual ha incrementado en manera considerable los fletes y costos de transporte. En consecuencia, serán estos los primeros en “drenar”, lo que sería  un claro indicador de que se está incrementando la demanda de petróleo.

De cualquier manera, a pesar de un “drenaje” gradual del almacenamiento, que se reflejara en primer instancia en el almacenamiento flotante,  en la medida que se restablezca la demanda, pero también la producción de petróleo, como sucederá a partir de la segunda mitad de este año, luego que se reduzcan los recortes de la OPEP+ y el precio permita a algunos grandes productores incrementar su oferta, estos volúmenes frescos entrarán a competir con los volúmenes de petróleo barato o “cheap oil” existente en los almacenamientos. 

En consecuencia, el incremento de la producción, es decir, un elemento fundamental a discutir en la próxima reunión de la OPEP o la OPEP+, será la necesidad de reducir los días de cobertura de los inventarios, para poder, sólo entonces, ir recuperando los niveles de precios, a la par que se restablece la demanda de petróleo, por lo menos para alcanzar como objetivo, los niveles de precios de inicio del mes de marzo. Será fundamental una coordinación estrecha entre los productores de petróleo que, más allá de sus propias necesidades de recursos para sus propias economías en lo inmediato, deberán hacer un sacrificio en mantener el sistema de cuotas o reducciones de sus niveles de producción para restablecer y defender el precio del petróleo, hasta la completa estabilidad del mercado.

La OPEP y la Agencia Internacional de Energía, emitirán sus respectivos reportes mensuales con datos actualizados de los niveles de almacenamiento a nivel mundial. Por lo que se deben esperar dichos informes para seguir monitoreando este aspecto.

Sin embargo, la Administración de Información de Energía de los EEUU, está emitiendo, a partir de la crisis del Covid-19, un informe semanal del comportamiento de los inventarios comerciales en su país. 

El reporte semanal de la Administración de Información de Energía (AIE) al 20 de mayo reporta una disminución de 5 millones de barriles en el almacenamiento de Estados Unidos respecto a la semana anterior, excluyendo el almacenamiento estratégico, lo cual ubica el almacenamiento en 526,5 millones de barriles. Los valores indican que los días de cobertura siguen por encima del promedio de los últimos cinco años, aunque se observa un drenaje de los mismos, todavía leve, que habrá que monitorear si se mantiene como tendencia, para poder estimar su comportamiento hacia el cierre de este año.

NIVELES DE INVENTARIOS DE PETRÓLEO EN LOS EEUU

FUENTE: ADMINISTRACIÓN DE INFORMACIÓN DE ENERGÍA DE LOS EEUU

Almacenamiento Flotante

El volumen de crudo en almacenamiento flotante alcanzó en el primer trimestre de 2020 los 200 millones de barriles de petróleo, según reporte del Grupo Frontline, publicado el 20 de mayo de 2020.

Por su parte la Agencia Energy Trade reporta que para el mes de marzo más de 70 embarcaciones VLCC (Very Large Crude Carrier), buques entre 1-2 millones de barriles de petróleo de capacidad, están fletados con estos fines, sin embargo, se comienza a notar una leve reducción, cuando la semana pasada Vortexa Ltd., informó que el almacenamiento se redujo de 176 a 155 millones de barriles el 15 de mayo, aun así, el volumen almacenado al 15 de mayo sería el doble de lo registrado a principios de marzo. 

La agencia de noticias Bloomberg reporta que más de 10,8 millones de barriles se encuentran almacenados en la zona del Mar del Norte, lo que es un número sin precedentes.

En el informe del primer trimestre de 2020 de Alphatanker, publicado el 20 de mayo, ubica a México como el país con mayor volumen de almacenamiento flotante, con 32 tanqueros MR2 anclados en los puertos de este país, que reservan un estimado de 11 MB de productos, principalmente gasolina. La razón principal es la caída de la demanda interna de productos refinados, lo que obligó a la petrolera Pemex, según la información publicada por la agencia de noticias Mundo Marítimo, a declarar fuerza mayor esta semana para sus importaciones programadas de productos \, así como la recesión de contratos de fletamento que tenía previstos para estas importaciones y en vista de que México aún no llega al pico de contagios de Covid-19.

Por otra parte, desde abril los costos de fletamento de buques de petróleo, se incrementaron desde 50.000 dólares/viaje a 350.000 dólares/viaje. 

También existe una gran cantidad de crudo en buques en trayecto a sus destinos, trayectos que pueden durar más de 45 días. Tal es el caso de los buques sauditas, con el petróleo producido en marzo, donde se estima que el reino tuvo una producción de más de 11 millones de barriles de petróleo al día, con destino a la costa este de los EEUU, en el Golfo de México. De acuerdo a la información disponible sobre el seguimiento del transporte marino, existen más de 20 VLCC´s con petróleo de Arabia Saudita que se espera arriben al final del mes de junio a las costas de los EEUU, al Golfo de México.

VENEZUELA

A la estrepitosa caída de la producción venezolana, reportada por la OPEP en su informe del mes de abril, según fuentes secundarias en 622 mil barriles día, una caída de 2 millones 378 mil barriles día de petróleo respecto a diciembre de 2013, una caída de 79,2% en 7 años, se suma la crisis del desabastecimiento de combustibles.

No hay ni gasolina, ni diesel, ni gas. 

El colapso del sistema refinador nacional y de las plantas de procesamiento de gas han dejado al país sin combustibles para el mercado interno. 

No se produce ni gasolina, ni diesel, ni gas licuado de petróleo, fundamentales para abastecer la demanda interna de combustibles, aún estando todo el país en una cuarentena y sin actividad económica, la cual ha acumulado una caída del 63% entre el año 2015-2020, antes del Covid-19. 

Se estima que la demanda de combustibles actualmente en el país está alrededor de 120 mil barriles día, una caída de 546.000 barriles respecto a los 666.000 barriles día de 2014, una caída del 81 %, reflejo del colapso de la actividad económica en el país.

De acuerdo a los datos de los informes auditados de PDVSA, al cierre del año 2014, la producción de combustibles en Venezuela era de 1.072 mil barriles día, lo cual permitía atender la demanda interna de 666 mil barriles día de combustibles y exportar 406 mil barriles día de combustibles.

Hoy día, el sistema refinador nacional está prácticamente paralizado, en niveles mínimos de operación, el Complejo Refinador Paraguaná, la Refinería el Palito y la Refinería de Puerto La Cruz, están en una paralización técnica, producto de la intervención del gobierno, la persecución y encarcelamiento de gerentes y trabajadores, la imposición de responsables gerenciales sin las credenciales técnicas, ni la experticia necesaria para operar estos grandes y particulares complejos refinadores, además, a partir de diciembre de 2014, se desviaron y recortaron los presupuestos para inversiones, mantenimiento, costos y gastos de las refinerías, por lo que las mismas fueron disminuyendo sus capacidades operativas de manera acelerada, como puede observarse en esta gráfica:

El gobierno aparentemente está haciendo intentos de reactivar algunas refinerías. Los primeros anuncios o rumores han girado en torno a la reactivación de la producción de gasolina en la Refinería El Palito, todavía sin éxito y, según denuncian dirigentes de los trabajadores, han realizado varios intentos fallidos y han estado canibalizando piezas de otros complejos (de tecnologías y configuraciones distintas) para utilizar piezas, partes y repuestos en El Palito.

Por otra parte, aparentemente existe un intento de reactivar el Complejo Refinador Paraguaná, utilizando partes, insumos y personal de la República Islámica de Irán. Nuevamente, el más absoluto secreto rodea esta operación, la cual ha dado mucho espacio para elucubraciones e hipótesis respecto al verdadero objetivo de la presencia iraní en las instalaciones de PDVSA, primera vez que esto sucede en la industria.

La realidad es que el personal técnico y gerencial que tiene la experticia y el conocimiento está preso o perseguido por el gobierno en su afán de intervenir y militarizar la industria. Es el caso del Ingeniero Jesús Luongo, un profesional de larga trayectoria en la industria petrolera, estudios de postgrado en el IFP de Francia y quien fuera responsable junto a Iván Hernández, uno de los valores de nuestra industria petrolera, de reactivar al Complejo Refinador Paraguaná luego de que fue paralizado completamente durante el sabotaje petrolero, entre diciembre-febrero de 2002-2003. Hoy día, el primero sigue preso y sin juicio y el segundo salió de la empresa en una de las razzias de persecución que se iniciaron desde el 2014. Lo mismo sucedió con el ex ministro y ex presidente de PDVSA, el ingeniero Nelson Martínez, una persona con todas las calificaciones y experiencia profesional, responsable de la reactivación de la Refinería El Palito, encarcelado por el gobierno y dejado morir en custodia. Son acciones criminales e ilegales del gobierno que, al final, se reflejan en el colapso operacional de la empresa. 

Por otra parte, estos complejos refinadores venezolanos  trabajan con tecnología licenciataria o propietaria de empresas internacionales como Exxon, Shell, Texaco. Es así por diseño, desde que fueron construidas, hace más de 60 años, lo cual requiere de insumos y experiencia que normalmente existen en el país, o se pueden adquirir en el mercado internacional, tal como se hizo cuando los EEUU impusieron sanciones a PDVSA en el 2010, restringiendo nuestro acceso a los paquetes tecnológicos de empresas norteamericanas. Es importante señalar que durante nuestra gestión al frente de PDVSA, entre los años 2004-2014, jamás  se produjo un colapso de nuestro sistema refinador, ni nunca faltó la gasolina, ni los combustibles que requiere el país.

El gobierno está haciendo importaciones de volúmenes de gasolina y otros combustibles, desde distintos orígenes y compañías, utilizando traders, para sortear las sanciones impuestas por los EEUU. Esto es sin duda un problema derivado de la incapacidad del gobierno en manejar PDVSA y garantizar el abastecimiento del mercado interno de combustibles, las necesidades de gasolina, diesel y gas de la población. Nuestra empresa y nuestro sistema refinador está diseñado y así ha operado hasta el 2014, para abastecer todas las capacidades energéticas del país y exportar los excedentes.

La pérdida de CITGO

En artículos de opinión hemos señalados que la pérdida del complejo refinador CITGO en los EEUU, era un desastre anunciado

Ya hemos explicado cómo este complejo adquirido entre mediado de los años 80 y 90 era producto de una estrategia llamada de “internacionalización” de PDVSA, que no era más que sacar del control jurisdiccional del Estado venezolano, activos de la industria petrolera, con el objetivo manifiesto de “procesar crudo venezolano”, cosa que no sucedió así.

El sistema refinador de CITGO se convirtió en una excusa para enviar petróleo con descuentos de hasta el 40% al territorio venezolano y esos activos se convirtieron en “rehenes” en territorio extranjero de las empresas internacionales que vinieron al país en el marco de la Apertura Petrolera, en los Convenios de Asociación de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Durante el periodo comprendido entre el 2004-2012, se lograron vender algunas refinerías y sistemas de terminales y oleoductos, reportando todos esos ingresos al Ejecutivo Nacional, resarciendo parcialmente al Estado de las fuertes pérdidas que sufrieron los ingresos del país, cuando, en el peor momento de la crisis económica de los años 80 y 90, PDVSA hizo inversiones millonarias en el exterior y luego se otorgaban descuentos masivos que afectaron nuestro ingresos petroleros en el periodo que más hacían falta para la economía.

En el 2014, y en vista de la situación nacional de los peligros que acechaban a la economía y las complicaciones en la política internacional, desde PDVSA propusimos al gobierno iniciar un proceso de concurso y recepción de ofertas para vender las refinerías de Citgo, atando la operación a contratos de suministro a largo plazo de petroleo venezolano para mantener ese nicho de mercado. Aunque se recibieron ofertas de hasta 15 mil millones de dólares, recursos que destinarán a crear un fondo de prevención ante la crisis económica y de estabilización de la economía, la operación fue desechada por el gobierno, no pudo realizarse.

Por otra parte, el gobierno de nicolás maduro ha sido negligente en el manejo de los juicios y litigios internacionales, que se han levantado en contra del Estado venezolano, sobre todo en el área no-petrolera. 

Es el caso que una acción de demanda iniciada en los EEUU por la empresa canadiense, Crystallex, empresa a la que en 2008 le fueron revocados los derechos otorgados en el país, por no producir ni un gramo de oro en las inmensas reservas auríferas de Las Cristinas, prosperó debido fundamentalmente, al mal manejo de un caso que, a todas luces era favorable a los intereses del país.

Sin embargo, el 21 de noviembre de 2017, el gobierno nacional anunció y firmó un acuerdo de compensación a Crystallex por un monto extraordinario de 1,4 mil millones de dólares, en favor de una empresa que no solo no cumplió sus compromisos de producción, no produjo nada, sino que no hizo ningún tipo de inversiones en el país. 

Para tener una comprensión de la desproporción de este monto, consideremos que luego del fallo del tribunal arbitral de la Camara Internacional del Comercio, el Estado venezolano compensó a la Exxon Mobil con 800 millones de dólares por sus inversiones en el proyecto Cerro Negro de la Faja Petrolífera del Orinoco, luego de la Nacionalizacion de la Faja Petrolífera del Orinoco de 2007.

El gobierno en el 2017 acordó este monto, sin evaluación, sin discusión, sin que mediara un proceso de valoración o “due dilligence”. Aun así, el gobierno solo pago un primer monto del total comprometido con Crystallex ante tribunales en los EEUU, por lo que la empresa canadiense introdujo una demanda solicitando la subasta de CITGO, para de allí, cobrarse el monto prometido por el gobierno venezolano.

El pasado 18 de mayo, la Corte Suprema de Justicia de los EEUU falló en apoyo a la decisión del Juez Leonard P. Stark de la Corte del Distrito de Delaware para proseguir el juicio para la subasta de los activos de CITGO a favor de la empresa Crystallex.

El fallo de la CSJ de los EEUU, produjo de inmediato una orden del Juez Stark, emitida este viernes 22 de mayo, para avanzar con el proceso de subasta de los activos de CITGO. Ahora Crystallex debe obtener una licencia o autorización de parte del Departamento del Tesoro de EEUU, para poder vender las refinerías de CITGO, y obtener el remanente del pago comprometido por el gobierno venezolano. 

Si avanza la decisión del Juez Stark para subastar CITGO y Crystallex obtiene la licencia del Departamento del Tesoro para proceder, la oposición venezolana perdería el control que tiene actualmente de este activo de PDVSA en territorio norteamericano y el país, independientemente de quien pretenda ejercer su representación jurídica ante los EEUU, pierde un activo que, tan solo en 2014, estaba valorado en 15.000 millones de dólares.

Un proceso pleno de irresponsabilidades, irregularidades y arbitrariedades que es un exacto reflejo de la disfuncionalidad del gobierno y de las instituciones del Estado venezolano, lo cual sigue generando espacios para todo tipo de irregularidades y que el país sea objeto de demandas temerarias y acciones de aventureros Se está sembrando el camino de factores de desestabilización e ilegalidad permanente en el país que dificultan enormemente las posibilidades de su recuperación. No hay una estrategia nacional, ni un orden institucional para hacer frente a los desafíos del país en el exterior.

Este tipo de acciones, sumadas a la venta de Nynas, la salida y traspaso de activos y derechos de Rosneft a otra entidad rusa y el proceso de entrega de PDVSA adelantadas por el gobierno, son una muestra de la debilidad institucional del país y siguen  golpeando la única posibilidad que tiene Venezuela de salir de la profunda crisis política, económica y social en la que está inmersa: la Plena Soberanía Petrolera.

Recommended Posts