Denuncia Bachelet ante el Consejo de Derechos Humanos durante actualización de su Informe

El FAES continúa masacrando a nuestros jóvenes en los barrios

 

Un panorama trágico y nada alentador es lo que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, reflejó en su presentación oral ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la situación en Venezuela el día de hoy 18 de diciembre de 2019, en Ginebra. 

En su exposición, Bachelet señaló que la situación económica y social sigue afectando los derechos económicos y sociales de los venezolanos, haciendo referencia a las cifras anunciadas por la CEPAL sobre el tema económico para este año 2019, las cuales indican que la contracción económica alcanza 25.5% y la pérdida del PIB asciende a 62.2% desde 2013. 

Refirió que la hiperinflación y la dolarización de la economía limita la posibilidad de acceder a los productos de la cesta básica alimentaria, violando el derecho a la alimentación y que, hoy día, el acceso a los productos alimenticios está limitado a una minoría de venezolanos que tienen acceso a divisas. 

Se ha evidenciado una pérdida del poder adquisitivo frente a la canasta básica, el cual ha sufrido una pérdida de 72% desde principios de 2019, lo cual impacta negativamente en los niveles de nutrición de la población. 

Bachelet informó que aunque los representantes de su oficina pudieron realizar visitas a centros penitenciarios en el país, insistió en la solicitud de visitar centros adscritos a los servicios de inteligencia civil y militar para verificar la condiciones de esos privados de libertad a corto plazo, a los cuales no han tenido acceso hasta la fecha. 

Igualmente la Alta ,Comisionada instó a liberar a todos aquellos privados de libertad por causas políticas.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos destacó en su informe oral la precariedad de los servicios públicos en el país, esto debido a la carencia de  infraestructura adecuada y por falta de personal para atender los diversos sectores.  

Respecto al tema de la violencia en el país, señaló que no existen cifras oficiales emitidas por el gobierno venezolano, sin embargo el Observatorio Venezolano de Violencia estimó una cifra de 60.3 homicidios violentos por cada 100 mil habitantes, desde enero hasta diciembre de 2019, una de las más altas en la región. 

Destacó que su oficina ha documentado las presuntas ejecuciones extraoficiales a manos de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en operativos de seguridad en sectores marginales del país, principalmente contra jóvenes varones. 

Bachelet hizo mención a la presencia de grupos irregulares en el estado Bolívar, vinculados en la extracción ilegal de recursos naturales, quienes presuntamente estarían vinculados a asesinatos de población indígenas y militares en la referida zona.  

Sobre los migrantes venezolanos, Bachelet refirió que la Plataforma de Coordinación de las Naciones Unidas para Refugiados y Migrantes en Venezuela indica que a la fecha 4.7 venezolanos han abandonado el país y proyecta que a final de 2020 ese número ascienda a 6.5 millones.

“Me preocupa el incremento de la migración irregular debido, por una parte, a los requisitos de ingreso de algunos países de destino, pero también por las dificultades que las personas venezolanas están enfrentando en obtener su documentación de viaje”.

Esto a propósito del aumento que el gobierno venezolano realizara recientemente para la emisión de un pasaporte, el cual equivale a 54 salarios mínimos.

El informe de la Alta Comisionada coincide con la protesta nacional del día de hoy en contra de las ejecuciones extrajudiciales llevadas a cabo por el FAES en las zonas y barrios pobres del país, utilizando la etiqueta #NoMasEjecucionesEnElBarrio

Entradas recientes