Rafael Ramírez: “Todos en el Gobierno están negociando, es un sálvese quien pueda”, TalCual

El expresidente de Pdvsa y exministro de Energía Rafael Ramírez rechazó las acusaciones que Nicolás Maduro dirigió contra Michelle Bachelet, a quien llamó mentirosa. Aseguró que el informe de la Alta Comisionada desenmascaró la violación de DDHH en Venezuela

Rafael Ramírez fue ministro de Petróleo desde 2002 a 2013 y ocupó simultáneamente la presidencia Petróleos de Venezuela (Pdvsa) entre 2004 y 2013, precisamente los años en que el precio del crudo de la Opep alcanzó sus máximos históricos (desde $24,36 en 2002 hasta los 105,87 en el último año mencionado), convirtiéndose en la figura principal del gabinete de Hugo Chávez y, por el tiempo que permaneció en tan importantes cargos, uno de los hombres de mayor confianza del fallecido presidente.

Pero en 2014, Nicolás Maduro le removió de ambos puestos y lo nombró representante de Venezuela en las Naciones Unidas, cargo al que renunció en 2017 cuando luego de unos cuestionamientos que hizo a la política económica de Maduro, se iniciaran unas investigaciones en su contra por sus gestiones en la principal industria del país.

Hoy, Rafael Ramírez está fuera de Venezuela, donde tiene una orden de aprehensión al ser acusado por el fiscal general de la República -nombrado por la asamblea constituyente-, Tarek William Saab de presunta legitimación de capitales. Sin embargo asegura contar con información de primera mano de lo que pasa tanto en la industria petrolera como en el alto gobierno, del que confía está próximo a finalizar y que sus máximos representantes están activamente negociando la salida del poder.

“Está negociando Diosdado (Cabello, presidente de la asamblea constituyente), (Vladimir) Padrino López (ministro de la Defensa), Maikel Moreno (presidente del Tribunal Supremo de Justicia), el señor (Raúl) Gorrín, presidente de Globovisión; la gente de Cilia Flores. Todo el mundo está negociando la salida. Cuando ellos se ven descubiertos Diosdado dice ‘es con autorización de Nicolás’ pero eso no es verdad, todos han estado enviando emisarios y todos tienen sus agentes económicos que hacen lobby a Washington y están tratando de llegar a un tipo de acuerdo”, expresó Ramírez en conversación telefónica con TalCual.

Indicó que la separación del madurismo del poder no se ha concretado porque la administración norteamericana no quiere hacer acuerdos con ellos. “Están cada vez más desesperados porque saben que su situación es insostenible. Las sociedades no se suicidan, algo va a pasar y ellos quieren tener algún tipo de posición para cuando eso suceda” aseguró.

“Todo el mundo (en el Gobierno) está en un sálvese quien pueda, porque ellos están rociados de gasolina; no tienen a donde ir. Yo me puedo mover por el mundo pero Nicolás Maduro no puede poner un pie fuera del país. Ellos tienen problemas con la ley.

Razzia

-Nicolás Maduro asegura que toda la situación de crisis se debe a las sanciones de EEUU contra Venezuela ¿cuál es la apreciación que usted tiene sobre el inicio de las dificultades económicas?

– Nuevamente Maduro, especialista en buscar excusas a su propia ineptitud, miente. Las sanciones afectaron la economía a partir de 2017, pero antes de eso la situación económica estaba muy deteriorada. Recuerdo cuando asumí la vicepresidencia del área económica, que solo la asumí por seis meses, le dije a Maduro con 18 documentos, una cantidad de medidas económicas impostergables que él tenía que tomar y que sencillamente no hizo nada. Entre esas medidas estaba levantar el control de cambio. En aquél momento teníamos el paralelo a 90 bolívares por dólar y lo bajamos a 53, le dije que había que levantar el control de cambio porque el dólar se había convertido en la mercancía más barata del país. Maduro no hizo caso.

Agregó Rafael Ramírez que, seguidamente, Maduro hizo una “razzia” contra trabajadores de Pdvsa. “Salieron de más de 150 gerentes y supervisores y la industria se vino abajo. En un país como el nuestro, si no produces petróleo estás perdiendo el 90% de tus ingresos en divisas. Cuando salimos de Pdvsa dejamos la producción en 3 millones de barriles en el año 2013 y Maduro la ha llevado a 700 mil barriles. Toda esta debacle económica comenzó 2013, 2014, y Maduro no hizo nada. Esto es su responsabilidad, porque él, de acuerdo a la Constitución, es responsable de la Hacienda Pública, no tomó las decisiones, él es jefe de la economía y ha destrozado la economía”.

En opinión de Rafael Ramírez, ahora tenemos el agua al cuello, el país está acabado y Maduro se ha dedicado a rematar todos los activos del Estado, a destruir y entregar nuestros recursos naturales, como el Arco Minero, el petróleo y el gas. “No tiene nada que ver con las sanciones. Las sanciones por supuesto son ilegales, uno no puede estar de acuerdo con ellas, son acciones extraterritoriales, pero lo que vienen es a dar un golpe de gracia a una economía moribunda como la ha dejado Nicolás Maduro”.

-¿Cómo ve la movida de China? PetroChina indicó que no comprará petróleo de Venezuela, también Turquía ha restado apoyo a Venezuela. Se trata de aliados que a raíz de las sanciones se han comenzado a alejar

-Yo diría que ahora, sobre todo el caso de Turquía, que son aliados de Maduro, no de Venezuela. Los chinos, que al final sus empresas petroleras son capitalistas, se han aprovechado y se están aprovechando de una situación de extrema debilidad que sufre el país y que ellos saben están manipulando la situación de crisis que tenemos. Ahora ellos están obteniendo grandes beneficios del suministro petrolero. Cuando estaba Asdrúbal Chávez de ministro sé que les dieron descuentos a los chinos. Han obtenido petróleo a muy bajo precio. Y este tipo de anuncios que hacen empresas como PetroChina son mecanismos para seguir presionando al país para que sigan los descuentos.

“Una de las razones por las cuales Maduro arremetió contra la oficina del ministerio de Petróleo en Viena que era la que controlaba los precios de venta del petróleo, y que acusaron falsamente al doctor Bernard Mommer de hacer ilícitos, era para eliminar los precios fórmula. Después de nuestra salida, Venezuela volvió a la práctica nefasta de vender petróleo con descuento. Aunque el petróleo esté bajo, se vende aún con más descuento con 30% – 40%. Claro, las sanciones vinculadas a la mala gestión de Pdvsa han dejado nuestras exportaciones en manos de aventureros de todo tipo. Fíjate que están ellos mismos peleando en unos mega juicios que se han lanzado, la gente de Ruperti, contra la de Ismael Serrano. En Pdvsa se acabaron los mecanismos de venta de petróleo, lo que se hacía a través de comercio y suministro, y ahora estamos en manos de privados y en ese río revuelto están ganando los turcos, los chinos y todo el que pueda sacar ventaja de la debilidad del país”, sostuvo Rafael Ramírez.

-¿Pero cómo puede afectar económicamente?

-Si sacamos los números te vas a dar cuenta que las exportaciones venezolanas están todas comprometidas con Rosneft, que es la empresas rusa que está comprando todos volúmenes de petróleo; con Gapronbank, que la gente no le pone el ojo, pero ha tomado muchos beneficios de la debacle de Pdvsa, sobre todo ha tomado control de la empresa mixta Petrozamora y esa es la razón por la que metieron presos a Eulogio Delpino y a los muchachos de Pdvsa en Occidente, y todas esas empresas junto con los chinos y cualquier aventurero, están obteniendo unos precios de gallina flaca con Pdvsa, que no solamente está teniendo una mala gestión sino que tiene pocos barriles para exportar. La mayoría están comprometidos en pagos de préstamos que ha venido tomando Nicolás Maduro de manera desesperada sobre todo para pagar la deuda externa. Entonces Maduro se dedicó a pagar la deuda externa mientras nuestro pueblo pasa hambre y privaciones.

“Fíjate que ese tema de la deuda externa –continuó- no es porque Maduro haya decidido cumplir con los acreedores, sino porque sus grupos de interés económico han hecho una cantidad enorme de dinero manipulando el precio de los bonos venezolanos y jugando en ese mercado especulativo. El anuncio de PetroChina que va a dejar de comprar petróleo venezolano va a seguir agravando la situación que no es nueva, se está presentando desde 2015 y 2016”.

Control social

-Nicolás Maduro acusó de mentirosa a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, por los señalamientos que hizo sobre la discriminación que se estaría dando en los programas sociales del gobierno venezolano. Usted que estuvo al frente de la industria petrolera venezolana y conoce los programas ¿cómo cree que ha sido el cambio entre la gestión de cuando usted estaba allí? ¿Tiene razón la Alta Comisionada?

– Por supuesto que sí; creo que Maduro usa un lenguaje soez y grosero para referirse a una funcionaria de las Naciones Unidas de altísimo nivel. Maduro agrede a Bachelet y es él quien está mintiendo. Bachelet con su informe desenmascaró la violación masiva no solamente de los DDHH, porque es importante que se sepa que los DDHH no son solo los derechos personales, individuales, el derecho a la vida, la libertad, la libertad de expresión, sino los económicos y sociales, que tienen que ver con la calidad de vida de una población. En este caso, como dice el informe de Bachelet, en Venezuela se violan los derechos económicos y sociales de la población, derechos que por cierto no pueden ser violados bajo ninguna excusa, ni bloqueos o sanciones económicas. Siempre, siempre, el Estado tiene que garantizar a su población la alimentación, la salud, educación, todos los elementos que siempre se violan.

Rafael Ramírez añadió que lo que Maduro llama programas sociales no son tales y no tienen nada que ver con los que impulsó Hugo Chávez ni con las misiones. “Maduro lo que está es utilizando… primero es una cosa cínica, paradójica, lleva nuestro pueblo al hambre y las privaciones, para luego administrarle una caja de comida que es una vergüenza, con productos importados, por cierto vinculados a negociaciones ilícitas, pero eso lo hace para obtener favores políticos de la población. Lo que Bachelet denuncia, y lo que hace es recoger las denuncias que se hacen en entrevistas a la gente, es que tanto la caja CLAP como los beneficios del carnet de la patria, son condicionados al apoyo a Nicolás Maduro”.

Hizo hincapié en que no solamente es así, sino que la distribución de los programas son hechos por factores políticos afectos a Maduro, al PSUV y el movimiento Somos Venezuela y se hace abiertamente “a cambio de que vayan a las movilizaciones, que apoyen a Maduro, que firmen lo que Maduro quiere que firmen. Evidentemente hay una discriminación”.

Aseguró que conoce mucha gente en Venezuela que no está dispuesta a “cambiar sus ideas por una caja de comida y no reciben el beneficio”. Claro que Bachelet tiene la razón, Maduro es el que miente y los beneficios no son tales sino mecanismos de control social sobre todo contra los más pobres.

Rafael Ramírez considera a Bachelet una mujer muy valiente y respetada en el escenario internacional y que hizo lo que tenía que hacer. “Es un informe que va a quedar para la historia del país. Violaciones masivas de los DDHH; más de ocho mil quinientas ejecuciones extrajudiciales por parte del FAES, y Maduro, en vez de enmendar, lo que hace es arremeter contra Bachelet. Pero va a tener que arremeter contra la FAO, que dice que ocho millones de personas pasan hambre en Venezuela, y va a tener que hacerlo contra ACNUR que ha contabilizado cuatro millones de muchachos que se han ido del país. (Maduro) es una persona que no es capaz de ver nada, de razonar.

Acusaciones

-Usted comentó sobre problemas con la ley. Queremos comentarle algunos casos donde su nombre ha aparecido. Está el caso de la Harvest Natural Resources, que sostiene que usted debe ir a EEUU por unas averiguaciones por el caso vinculado a Luis Carlos de León. ¿Qué puede decir al respecto?¡ ¿Va a ir a EEUU a hacer frente a esta acusación?

-Ahorita estamos en una etapa de un juicio. Lo primero que quiero decir tan pronto me enteré de que había cursado ese juicio en EEUU…y es un juicio civil ok, no criminal. Ahora, me hice presente y ese juicio está andando. Soy muy respetuoso de ese procedimiento. Me voy a atener a lo que diga la juez, Rosenthal se llama, y me voy a atener a lo que diga ella. Es primera vez que de todas estas acusaciones temerarias que se me han hecho, que voy a tener oportunidad de dar mis argumentos. Tengo la seguridad de que va a prevalecer la verdad y que esa demanda de la Harvest es temeraria y que se va a demostrar que es falso. Tengo todos mis documentos, papeles y alegatos en regla y es primera vez que puedo a hacer una defensa de esas acusaciones.

Indicó que no puede profundizar en más elementos del caso porque el mismo está transcurriendo, pero que sus abogados están llevando adelante todos los elementos para que la juez tome su decisión.

-¿Pero tiene previsto ir a EEUU?

-Eso no está planteado. La contraparte trata de aprovechar, politizar el tema para armar un escándalo, pero no está planteado.

-El otro caso es el de Juan Carlos Márquez, ex directivo de Pdvsa, se le acusó de estar involucrado en supuesto desvío de dinero en complicidad del hijo del ex embajador del Reino de España Raúl Morodo ¿Usted conocía esas operaciones?

-No sé si esas operaciones ocurrieron o si Juan Carlos Márquez estuvo involucrado. No sabía nada de ese caso. Lo que hice fue expresar mi profundo pesar, porque él era un extraordinario profesional, profesor de la Universidad Central de Venezuela, abogado, joven. Trabajó como secretario de la junta directiva de Pdvsa, como miembro de la oficina de la junta directiva y creo que este escándalo en Madrid, (ciudad) que (por cierto) se ha convertido en lo que era Miami antes, un centro de mucha actividad de factores políticos. Lo más triste es que Juan Carlos no aguantó el linchamiento moral. Las redes, el país y el mundo lo acusaron de todo. Algunos medios se han dado la libertad de juzgar a las personas, no aguantó la presión y se suicidó, es una muerte lamentable. Ya él suicidado, porque lo hizo un domingo, los medios decían que se había escapado a EEUU, que la Interpol lo bajó del avión y lo devolvió y era mentira, el pobre estaba colgado. Es como Alan García que se pegó un tiro en la cabeza. Es un fenómeno que hay que tener cuidado, una especie de inquisición 2.0 que se está presentando en el país.

“No tengo más información del caso –aseguró- sé que las autoridades españolas están en una investigación. Me parece que el objetivo por lo menos en España es político, acabar con la reputación del embajador Morodo que como tú sabes es una persona muy respetable, líder de los socialistas  en España, pero no tengo más información de ese caso, por supuesto no sabía nada de lo que se acusaba a Juan Carlos Márquez”.

Entrega

-A los venezolanos les preocupa la situación de la industria petrolera y los descensos en sus niveles de producción. ¿Cree que se puede recuperar? ¿Cuáles serían las acciones a tomar para recuperar a la industria?

-El problema de Pdvsa no es de base de recursos ni técnico. El problema está en Miraflores. Lo primero que hay que hacer es cambiar a este gobierno. Haga lo que intente hacer, yo intenté hacer. Otros, como Eulogio del Pino, terminaron presos, o muertos, como Nelson Martínez. Maduro se dedicó a convertir a Pdvsa en su caja chica, a dividirla en segmentos e intereses políticos y económicos. Lo primero es salir de Maduro. Una vez que tengamos un gobierno patriota, decente, que desee hacer bien las cosas lo que hay es que recomponer en primera instancia el prestigio de Pdvsa. Maduro se ha dedicado a ofender a la industria, acabar con la autoestima de los trabajadores. Han salido más de 30 mil trabajadores calificados de Pdvsa, el doble de cuando el sabotaje (2002); la ha llenado de militares. Todo eso hay que cambiarlo.

Rafael Ramírez señaló que Maduro ha entregado, de manera absolutamente ilegal, y a través del decreto 3.860, todas las áreas más importantes de Pdvsa a empresas privadas “pero son sus empresas, de sus grupos económicos, las de la gente que lo apoya a él, entre ellos Alex Saab”, empresas que, afirmó “lo que han hecho es llevarse  todo lo que pueden de Pdvsa y las operaciones están por el piso”.

“Todo lo que nosotros logramos con el presidente Chávez (como) recuperar los antiguos convenios operativos, (ahora) las entregaron otra vez a empresas de maletín y acabaron todas las áreas de producción. Estamos a 700 mil barriles, en el occidente del país, por ejemplo, que lo habíamos dejado en 800 mil barriles de producción está en 200 mil. La faja (del Orinoco) que Maduro se llevó preso a todo el mundo, estaba produciendo un millón 300 mil y apenas está llegando a 300 mil barriles; es un desastre y tiene que ver mucho con que han puesto a gente que no sabe de esto”.

Criticó tanto la política del gobierno, que ha colocado en puestos claves de la industria a oficiales de la Guardia Nacional, y  “está entregando todos los taladros y equipamiento a los privados”, como los anuncios del presidente de la Asamblea Nacional (AN) Juan Guaidó, “que dice que para salvar a Pdvsa hay que matarla. Es muy raro, vas a salvar a un paciente matándolo, privatizando”.

Resaltó Ramírez que el petróleo venezolano “está allí y es somero, no a grandes profundidades”, y que hay mucha producción diferida, lo que en su opinión quiere decir que con un plan agresivo de repuestos y atenciones especiales, sobre todo en oriente, se puede recuperar la producción muy pronto, así como se puede hacer en la faja.

“Están los terminales, los oleoductos, todo, lo que hay que ponerle es dos dedos de frente y un poco de cariño. Todo está abandonado, los trabajadores me mandan las fotos. Pdvsa era una empresa de 285.000 millones de dólares en activos. A nadie le duele eso, una mezcla de incapacidad, intereses económicos y maldad contra la patria, pero eso se puede recuperar. Pdvsa no debe ser rematada. Para salir del severo problema económico que tenemos, el secreto para salvar al país es recuperar la industria petrolera. Nos hace falta dinero, sí pero lo iremos haciendo,  por áreas priorizadas iremos sacando préstamos revolventes. El negocio petrolero sigue siendo el gran negocio del mundo. No se deje convencer nadie de que hay que vender Pdvsa, no. Lo único que va a salvar este país es la política de plena soberanía petrolera, tenemos que cobrar y producir lo que hay que producir”.

Recommended Posts