Rafael Ramírez cuestiona la tesis de que las sanciones tumbaron la producción petrolera. “Entregué 87 buques con empresas mixtas y 37 eran propios, si tuviéramos nuestros propios buques, Maduro podría vender petróleo, traer diesel y hacer lo que fuera”.

“Tareck El Aissami en seis meses ha perdido el 50% de la producción de petróleo” Entrevista con Panorama

“Tomaron Pdvsa produciendo 700 mil barriles día de petróleo y hoy están produciendo 339.000. Es decir, Tareck El Aissami en seis meses ha perdido el 50% de la producción que le entregaron”.

Ese es el balance que Rafael Ramírez, expresidente de Pdvsa y hombre fuerte de la era Chávez en el petróleo, hace de la Comisión Reestructuradora de la empresa, a seis meses de su conformación y luego de que el Ejecutivo decretara una prórroga en sus tareas.

“Maduro dice que no podemos producir petróleo por las sanciones, pero ese no es el origen del problema. Entregué 87 buques con empresas mixtas y 37 eran propios, si tuviéramos nuestros propios buques, Maduro podría vender petróleo, traer diesel y hacer lo que fuera (…)”, agrega el exministro en conversación con esta Casa Editorial.

Acerca de las elecciones del 6 de diciembre, opina que “son una pantomima, tienen el único propósito de desalojar a la oposición de la Asamblea Nacional y no tienen nada de democrático, no hay condiciones para ello (…) Si yo quisiera lanzarme a diputado cómo hago, nadie puede hacer política, no se puede hacer política donde la gente no se puede desplazar, no se puede movilizar, no puede viajar, la gente está presa en una especie de estado de sitio, cómo va a haber elecciones en esas condiciones, la misma Constitución establece que en una situación de emergencia no pueden haber elecciones, puesto que tú no puedes elegir con una pistola en la cabeza (…)”

— Harvest le demandó por presunto sobornos, ganó la demanda, luego un juez anuló la decisión y ahora Harvest retiró la demanda, ¿qué pasó ahí?

— Es la primera vez que tengo la oportunidad de defenderme de alguna de las acusaciones que me hacen en relación a mi gestión. Fue una demanda civil que interpuso la Harvest tratando de criminalizar lo que fue mi acción como ministro de petróleo acusándome de sobornos.

No me pude enterar de la demanda porque ellos aprovecharon el hecho de que salí de EE UU de la manera que salí, que no pude volver a Venezuela, que salí exiliado y en ese momento introdujeron una demanda civil ante el juzgado del sur de Houston, como jamás me enteré porque las notificaciones las enviaron a la residencia donde estaba Moncada (Samuel, actual embajador de Venezuela ante la ONU), nunca se me notificó nada, la juez me impuso una penalidad de pagar 1.400 millones de dólares, una cosa absurda y desproporcionada.

Cuando me entero que eso sucedió le notifico a la jueza que me quiero defender porque no estaba enterado que me estaban juzgando en mi ausencia y que quiero dar mis alegatos; entonces comenzamos a hacernos parte del proceso.

Recommended Posts