Declaración de prensa sobre infamias de Maduro y la implosión del diálogo de Barbados

* Maduro me sentencia a muerte.

* Un diálogo muy vulnerable, conducido por élites, como el de Barbados, no podía más que implosionar por una vía u otra.

Ante las últimas declaraciones del presidente maduro en mi contra (Ver el Video),  por irrelevantes que puedan parecer en el actual contexto político, me obligan una vez más a ratificar mi condición de perseguido político del madurismo y a denunciar que la reiterada expresión de infamias de maduro y su círculo de poder contra mi persona, amenazan mi seguridad personal y la de mi familia.

maduro insiste en acusaciones tan absurdas como estúpidas, diciendo que vivo “en un palacio en Italia”, y pretende hacer ver que existe el debido proceso en contra de los que han sido acusado-sentenciados por el mismo, bajo actuaciones ilegales que han significado la muerte para tantos venezolanos. 

Sobre el desastre de Pdvsa, maduro insiste en justificarlo de cualquier manera, menos reconociendo la incapacidad con la que ha conducido a la industria petrolera, tras esa incapacidad deja en claro su deliberado propósito de privatizarla a favor de su corrupto entorno, y acusa entonces a nuestros trabajadores, precisamente de la conveniente corrupción que dice haber develado.

Sabe maduro que ni él, ni su círculo más íntimo podrán poner un pie fuera del territorio nacional porque tendrán que enfrentar todo tipo de juicios por sus acciones criminales y actos de corrupción. 

Maduro, sin presentar prueba alguna, reitera falsedades en mi contra que representan prácticamente una sentencia a muerte, dado el contexto de grave violación a los derechos humanos, cooptación de la Justicia, falta de independencia de poderes y alta represión, con especial saña en contra de los chavistas que nos oponemos a su desgobierno, tal y como lo ha demostrado la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, la ex-presidenta Michelle Bachelet en su último informe.

En Venezuela la Justicia es la primera víctima del desmontaje de la Constitución y el Estado de Derecho que ha adelantado el madurismo. La Fiscalía se ha convertido en un órgano de ejecución de las venganzas políticas a la orden del maduro y de los factores de poder del país. En este contexto, repito, la sentencia a priori del jefe del Estado en mi contra, expresada en reiteradas oportunidades, viola mi derecho a la presunción de inocencia, mi derecho al honor y la reputación, mi derecho a la defensa y equivale a una sentencia a muerte.

Hoy día, maduro envalentonado por el control que tiene de todas las instituciones del país, actúa a sus anchas: miente, acusa, persigue y encarcela a quien él considera su enemigo, a los que denunciamos el desastre de su gobierno o que le disputamos el poder.

Lo único que tiene pendiente la Revolución Bolivariana es salir de nicolás maduro, restablecer la Constitución y liberar a nuestro país de tanta barbarie y opresión, del peor gobierno de nuestra historia.

Aunque resulta irrelevante lo que maduro diga y esa poca o nula credibilidad que tiene, no deja de preocupar la obsesión de un personaje que conduce a nuestro país de forma dictatorial y que ha demostrado no tener ningún tipo de escrúpulos ni respeto por las leyes. Hago responsable a nicolás maduro de lo que pueda sucederme a mi y mi familia, objeto como somos de su odio irracional.

Rechazo una vez más y categóricamente todas las falsedades de las que me acusa el gobierno de maduro. Reitero que un Estado como el madurista no garantiza un juicio justo para presentar mis alegatos ante los tribunales del país. La reiterada y permanente expresión de los factores de poder maduristas en mi contra ratifican mi condición de perseguido político por quienes detentan el poder en Venezuela. 

Sobre la implosión del diálogo en Barbados

Un diálogo conducido por élites, de espaldas al país, no es sostenible. Para el madurismo, las últimas medidas económicas en contra del país, le dan la excusa perfecta para patear la mesa. Al ver que maduro iba a ser negociado, con apoyo de la FANB que se mostraba favorable a un acuerdo que condujera a una salida electoral, se sirvió de la última vuelta al torniquete de sanciones, para tratar de reacomodar el balance a su favor y enroscarse en el poder. 

En la oposición, por su parte, no se sabe bien quién conduce el proceso, entregados como están al supra poder que representan los Estados Unidos, su vulnerabilidad en la negociación estaba clara desde el principio.

El madurismo y la extrema derecha, siguen bloqueando cualquier salida constitucional y soberana a la peor crisis política y económica del país. Ninguno convoca al pueblo, en quien reside la soberanía del país y, sin embargo, es el gran ausente de este proceso.

Nuestro llamado es, una vez más, a conformar una Junta Patriótica de Gobierno con el fin de restaurar la Constitución y avanzar las condiciones que permitan el retorno de la soberanía popular a la conducción de los destinos de Venezuela.

Para entrevistas o consultas para ampliar esta declaración, contactar a prensa@rojorojito.org o a través de nuestra Sala de Prensa

Entradas recientes