Ramírez llama a la FANB a restituir el orden constitucional y a una unión cívico militar con una Junta Patriótica de Gobierno

“La Fuerza Armada es la única institución que queda en pie para salvar al país”

Caracas, 9 de abril de 2019.- El dirigente chavista Rafael Ramírez hizo un llamado a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a restablecer el orden constitucional, a través de la unión cívico-militar, con el objetivo de rescatar al país de los graves peligros que lo amenazan, tanto por la permanencia de Nicolás Maduro en el gobierno como por el llamado abierto a una intervención militar extranjera hecho por la derecha venezolana.

En su más reciente artículo semanal, titulado “Mensaje a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana “, Ramírez toca un punto medular del debate político actual para sostener que la FANB debe actuar para restablecer el orden constitucional y contribuir a la creación de una Junta Patriótica de Gobierno que integre a sectores chavistas, a los grupos democráticos de la oposición y a la más amplia representación popular para iniciar un proceso de rescate y reconstrucción del país que abra un profundo proceso democrático y participativo, para sumar todos los esfuerzos y salir de esta situación caótica en la que estamos sumidos.

“Ni el Presidente Chávez, ni nosotros, concebimos a la Fuerza Armada Bolivariana para actuar al margen de la Constitución, ni las leyes. Él nunca violentó, ni permitió que nadie violentara, los códigos de honor, la moral y la ética de la Fuerza Armada. Protegía mucho la integridad moral de los oficiales y tropa. Él borró de la cultura militar, la posibilidad de utilizar las armas de la República contra nuestro pueblo, ni contra el adversario político”, recuerda Ramírez.

En contraste, hoy la Fuerza Armada Nacional aparece como una institución fracturada y degradada por el madurismo pero que, sin embargo, señaló Ramírez, tiene suficientes reservas morales y conciencia política para actuar a favor de los más altos intereses del país, para preservar los derechos, garantías sociales y la tranquilidad del pueblo venezolano.

El dirigente chavista, hace planteamientos reflexivos al estamento militar. Pide una actuación decidida frente al grave deterioro y fragilidad en los que ha caído la Patria; cuestiona el apoyo que han brindado a Maduro en la entrega de los recursos naturales del país; al atropello que han perpetrado contra comunidades indígenas. Exige respuestas a la inacción frente a la clara participación de cuerpos paramilitares y civiles armados que actúan violentamente en contra de los ciudadanos, amedentrándoles y llevando el terror a las zonas populares.

“Aquí no hay dilema, de lo que se trata, es de cumplir sus responsabilidades Constitucionales. Los han fracturado, degradado, están atrapados entre bandos en pugna que no tienen nada que ver con los intereses sagrados de la Patria, del pueblo. Ustedes son una de las pocas instituciones de la República que quedan en pie, herederos de la Gloria de Bolívar, la grandeza de los Libertadores de todo un continente, son los custodios del pensamiento Chavista y Bolivariano, de la Constitución, de las leyes de la República, de nuestra soberanía, de las garantías sociales del pueblo. La unidad cívico-militar, única posibilidad de sacar la patria del abismo para iniciar su reconstrucción, está fracturada, debemos restablecerla”, enfatiza de manera contundente.

Ramírez señala que respeta profundamente a la institución castrense, porque fue testigo directo de su decisiva participación a favor del pueblo y la Constitución el 13 de Abril y durante todo el periodo donde se alcanzó la estabilidad y desarrollo de la Revolución Bolivariana, las Misiones Sociales, la Plena Soberanía Petrolera, igualmente la transformación que se vivió bajo la guía del Comandante Hugo Chávez Frías, quien dota a la FANB de doctrina militar Bolivariana, aumentando sus capacidades operacionales y la conciencia del rol estelar que tienen como institución en defender la Patria y su soberanía, así como las garantías sociales de todo el pueblo.

El alto ex funcionario de Chávez, señala con preocupación que hoy día, en esta coyuntura política, nuestra Fuerza Armada, pretende ser utilizada para favorecer intereses grupales y apoyar la entrega del país. Por una parte, el madurismo quiere su respaldo para mantener sus privilegios, sostener este desastre y apoyar la entrega del país; mientras que la oposición extremista pretende hacerla cómplice de un asalto a los recursos del país, la restitución de sus privilegios  y apoyo a la injerencia extranjera que violenta de manera definitivamente la soberanía de la Patria.

A juicio de Ramírez, la FANB no puede hacerse parte de ninguno de estos dos bandos.  Y asegura: “Nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, se impregnó de una elevada conciencia de su papel en defensa de las garantías sociales del pueblo, de nuestra soberanía, Constitución y leyes; de nuestro petróleo, recursos naturales, mares, selvas, llanos y montañas; de una actuación apegada a los más sagrados intereses de la Patria, del pueblo venezolano, la protección de los más débiles: nuestros pueblos originarios, los niños, los pobres; de amor a nuestra historia, a lo afirmativo venezolano; garantes del funcionamiento de nuestras instituciones, del imperio de la ley, la verdad, la justicia social, el respeto al ser humano, del honor; garante de la paz y correcto funcionamiento Republicano, de nuestra democracia protagónica y participativa”.

Ramírez puntualiza: “Ustedes oficiales y soldados de la Patria, tienen que reflexionar ante esta situación. Reúnanse, discutan, dejen atrás el miedo, eleven la mirada, tal como corresponde a sus altísimas responsabilidades, a su carácter popular y patriota. No dejen que otros decidan por ustedes. No sucumban al chantaje de la conspiración, de la invasión. Lo peor está sucediendo ahora. Cualquier violación extranjera a la patria la sabremos enfrentar juntos, con el pueblo. Pero no pueden seguir tolerando la entrega de la patria, el sufrimiento del pueblo, controlado por hambre y miedo, la represión y prisión para los patriotas presos, los perseguidos, exiliados, civiles, ministros de Chávez, trabajadores de PDVSA, oficiales militares, a los que ustedes conocen bien, que ustedes saben que son secuestrados políticos de Maduro y de los suyos”.

En consecuencia, y ante la dramática crisis que vive el pueblo venezolano y los peligros que lo acechan, Rafael Ramírez, quien proclama un profundo respeto a la institución castrense, reitera su llamado a restablecer la Constitución, la legalidad y el normal funcionamiento del país y sus instituciones, a la vez que pone a disposición “la mano, el corazón, las ideas, experiencia y capacidad de un patriota, que los respeta y que ustedes conocen. Volvamos al cauce de los sueños azules, Bolivarianos, tricolor, volvamos con el pueblo, con Chávez”, finalizó Ramírez.

Recommended Posts