“BAJO LA SOMBRA DEL MADURISMO”

Ha llegado el año nuevo y lo que único que ha sucedido es que todo sigue mal para la mayoría del país, con el aumento indiscriminado del dólar y de los productos básicos de la canasta alimentaria. A pesar de los sucesivos aumentos de salario, el mismo resulta una burla más para los trabajadores públicos del país, un salario de hambre, un sueldo mísero de 3$ aprox. mensual.

Es impresionante como el gobierno madurista engaña descaradamente a sus seguidores sembrandole falsas esperanzas y expectativas,  con la implementación de la criptomoneda El Petro que ya ha muerto antes de nacer y que no se traduce en nada positivo para el pueblo. Es increíble la cantidad de intentos fallidos y planes que no llevan a ningún lado la economía del país, no resuelven la crisis ya sus objetivos y fines no están orientados a beneficiar al pueblo venezolano, sumido en la pobreza y la precariedad de su calidad de vida.

La productividad de la principal empresa del país, PDVSA, está en ruinas y en manos de las transnacionales, igual que el petróleo, el gas, oro, diamante y demás riquezas naturales que nos pertenecen a todos los venezolanos. El madurismo no ha podido disimular el nexo tan grande que lo ata al capitalismo, entregaron la conducción del gobierno a boliburgueses del neoliberalismo a la orden de sus propios intereses. Hacen lo mismo que la extrema derecha que solo quiere llegar al poder por encima de lo que sea sin importarles el bien y la estabilidad política económica y social del país. La cúpula que hoy preside en Miraflores se ha convertido en verdugo de los venezolanos, mientras ellos están obesos de poder, el pueblo sufre hambre, nuestros niños padecen desnutrición y nuestros adultos mayores mueren solos, abandonados, sin atención ni medicamentos. Hoy día en nuestro país se padece un sin fin de pobreza, necesidades y desolación para el más humilde y el más desvalido, destruyéndolo todo en nombre del comandante Chávez, usando sus ideales y discursos para empañar cada día más su imagen que tanto pregonan respetar, todo como un plan maléfico en contra de la Revolución.

Ni un bando ni otro aportan soluciones, sólo suman más problemas, violencia, temor y muerte. El país necesita activar realmente todos los poderes públicos basados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a favor de nuestro pueblo donde se promueva la participación libre y protagónica de las y los ciudadanos de a pie donde a través de un movimiento como una Junta Patriótica donde se logre la unión de la fuerza armada nacional bolivariana, los partidos políticos sectores y movimientos sociales. La unión cívico-militar y la Junta Patriótrica, para el restablecimiento de nuestra Constitución y nuestros derechos es la solución para la crisis política, económica y social que actualmente nos aqueja. Debemos reunir a todos los patriotas para lograrlo.

Se debe volver a Chávez, recuperar su legado y acabar de una vez y por todas con los falsos positivos del Gobierno en contra de aquellos que quieren levantar la voz en contra del madurismo. El gobierno se caracteriza por imponer el miedo con sus fuerzas de élite como la FAES, el DGCIM, el CONAS y los Colectivos Armados, grupos que pretenden reprimir y violentar el derecho de la población en salir a protestar pacíficamente para hacer valer sus derechos tal y como lo contemplan las leyes de nuestro país.

Por otro lado, en lo que se refiere a la oposición, esta sólo ha servido como eslabón al madurismo, guaido no representa el alma del pueblo, él es solo un payaso más de la extrema derecha, un títere del imperio, un fracaso total.

El panorama es cada día más crítico para el país, a ésto se suma la desilusión de todo un pueblo que está siendo ahogado en la más cruel miseria de hambruna de todos los tiempos. Necesitamos reaccionar, así como lo hizo el comandante aquella madrugada del 4 de febrero de 1992. Muchos chavistas que ya no apoyan al madurismo pues se han dado cuenta que los verdaderos traidores a la patria están en el poder y que el Plan de la Patria ha sido descartado, abandonado y hasta destruido por el madurismo. Ahora resulta que hay una AN dividida por dos grupos de oposición peleándose por una silla, por el pedazo más grande de la torta, una oposición que le sirve a maduro. Nada tiene sentido para el pueblo, no importa que éste año sean las elecciones parlamentarias, nada cambiará.

Para vencer ésta situación necesitamos de todos los que aún creen en el socialismo y en el proceso revolucionario que comenzó aquel 4F cuando el comandante Chávez abrió una puerta como una Esperanza Patriótica de todo un pueblo con aquella famosa frase “por ahora” que llegó a todos los hogares venezolanos y que con su constante lucha y pese a las adversidades logró la victoria presidencial en el 98, trayendo consigo el nacimiento de la Constituyente que enterró de una vez y definitivamente a la moribunda constitución de la cuarta república.

La propuesta de crear una Junta Patriótica de Gobierno puede cambiar el destino político económico y social de Venezuela y así construir el resurgimiento y levantamiento del Plan de la Patria, volver a Chávez, activar todos los movimientos sociales que hoy se encuentran sumidos en las catacumbas del silencio por miedo por temor a ser privados de libertad o peor aún, a ser desaparecidos o asesinados. Debemos seguir en pie de lucha, promover y recuperar la seguridad y confianza de todo el pueblo, activarse sin temor, organizarse tal y como nos enseñó el comandante Chávez, movilizando a cada hombre y mujer patriota bolivarianos en busca de una nueva independencia, salir del madurismo y hacer a un lado a la derecha extrema, recuperar PDVSA, los poderes públicos, el poder adquisitivo del pueblo, las riquezas naturales, la salud, la educación, la seguridad ciudadana, que los que se fueron regresen, la alegría de los niños y el vivir bien. Somos un país que sigue y seguirá luchando por su libertad, por el socialismo y la revolución, la equidad social y el Amor a la Patria. Venezuela, tú Vencerás!!!

Recommended Posts