Cisneros y el grito de los inocentes

Jesús Farías es un tonto útil, o el gobierno de Maduro está de salida. Cuando Cisneros abandona a su “empresa insignia” en Venezuela, y acusa al gobierno de ser el responsable, rompe el pacto,  aquel que lo ayudó a entrar en el negocio de la minería y del petróleo; es porque profetiza un cambio de gobierno, una crisis de poder que se resolverá muy pronto. La aparición de Cisneros es como la de un ave de mal augurio, una señal que anuncia un final.

“Aporrea-Agencias | Sábado, 08/02/2020 01:30 PM- El pasado jueves 6 de febrero se dio una protesta en los pasillos del canal de televisión, Venevisión, motivada por los bajos salarios… Así lo dio a conocer la periodista de NTN24 Venezuela, Maryorin Méndez por medio de su cuenta de la red social Twitter, «Lo único activo es el programa ‘Portadas’ y los noticieros porque ya no tienen programas actuales»… La destrucción del salario en Venezuela sigue siendo la principal causa de las protestas laborales, tanto en el sector público como el privado. El publicitado “canal de la colina” es propiedad del empresario Gustavo Cisneros.”

¿Alguien puede decir cuánto capital concentran las empresas Cisneros en todo el mundo? Pero resulta que Cisneros, Gustavo, es socio aliado (ahora no se sabe cuánto) del gobierno de Maduro en el Arco Minero. Sin embargo culpa a Maduro de la crisis de Venevisión. Dice la periodista “La destrucción del salario en Venezuela sigue siendo la principal causa de las protestas laborales, tanto en el sector público como el privado.” ¿Qué tienen que ver los empleados del magnate Cisneros con la crisis económica del país, si están podridos de dólares, y el país está virtualmente dolarizado y además barato sus costos, para el capital extranjero, es decir, el de Cisneros? ¿Qué ha sido del cuento de la “repatriación de capitales”, que vociferara el “economista criollo” de Jesús Farías? ¿Dónde están los empresarios aliados, porque Cisneros, uno de los más publicitados, resultó que no es uno de ellos?

¡Quién más que Gustavo Cisneros sabe lo que se está cocinando ahora en la Casa Blanca para Maduro!, amigo de ex dueños de la Casa Blanca y pupilo de Rockefeller. Cuando Cisneros destapa su propia “crisis” (porque esta noticia es producto de su equipo de comunicación) es porque sabe que la crisis verdadera está dentro del gobierno de Maduro, que Maduro perdió el control, junto a sus asesores. O viceversa: que sus asesores perdieron el control de las negociaciones y ahora es cuando Maduro se entera, y entonces no le importa al magnate poner a la televisora como víctima de las ineptitudes de Maduro, las mismas ineptitudes que lo hicieron más rico con las concesiones de Barrick Gold y a su primo con Delta Petróleo. Algo está podrido en Dinamarca, huele a traición.

¡Claro, huele a traición! Pero también huele a necedad, a bobería. Tipos como Jesús Farías le hacen más daño a la revolución que Cisneros. Ese señor nos ha querido convencer desde hace rato que los empresarios estaban dispuestos a aliarse con el gobierno repatriando sus capitales, de la magia de la “auto regulación económica”, “la mano invisible del mercado”, etc.  pero no dijo la verdad de los bodegones, que se trataban más bien de capitales robados por pendejos, por nuevo ricos, no los que están en manos de los verdaderos capitalistas, los “grandes ligas”, que tampoco tienen patria, ni jefes, ni amigos, “aliados eventuales”, de provecho, pero que sí están en la pomada de los grandes negocios, pero no están dispuestos a pagar sueldos con sus dólares.

Un empresario que participa con capital fuerte para hacerse de una concesión minera certificada, de diamantes, en Bolívar ¿No va a tener con qué pagarles sueldos a sus empleados en una miserable planta de televisión, que no gasta ni un centavo en producción, llena de programas refritos y de mediocridades por todos lados?… Da risa de verdad.

Y tristeza. Pensar en que somos el chiste del mundo. Después de haber alcanzado un alto nivel de perspicacia y capacidad de reacción frente al engaño del capitalismo (mientras Chávez estuvo vivo), hoy seamos la mata de la ingenuidad. Todos, Maduro y el resto del madurismo, desde Jorge Rodríguez, el doctor psiquiatra, hasta el comandante Diosdado, pasando por el maestro Aristóbulo, el economista Farías, y ese resto de petulantes incapaces, ahora se dejan joder por sus aleados más serios…

…Ayer se rió Trump, hoy  lo hace Cisneros, ¡Qué más quieren! – Aissaimi dice ante las sanciones a Conviasa “nuestra respuesta será contundente”, hablando como Hussein antes de que lo pusieran preso ¡No tiene vergüenza! –…  ¡Qué más evidencias quiere le gente de que aliarse con los capitalistas es aliarse con el diablo!, creo que el gobierno lo sabe, pero lo que no sabe  es qué tan diablo pueden llegar a ser. A Maduro lo van a derrocar sus aliados, ya verán, el oráculo Cisneros no falla.

Recommended Posts